Cómo Elegir La Mejor Batería Para Tu Carro – ¡Evita Molestos Inconvenientes!

La batería es una de las partes más importantes de tu vehículo, debido a que es la fuente de energía que necesita para cumplir sus funciones. Es por ello que debes saber cómo elegir la mejor batería para tu carro y así evitar pasar malos ratos.

Si te quedas en la calle porque tu batería sufrió un desperfecto, no te sientas tan mal… ¡Es una de las averías más frecuentes! No obstante, eso no quiere decir que no queramos evitarla, ¿cierto? Debes tener en cuenta que si tienes tres, cuatro, o cinco años con la misma batería, es muy probable que su vida útil esté por finalizar.

Los Números No Mienten

De acuerdo a un estudio realizado por JD Power, hubo un marcado incremento, de 44%, en la cantidad de conductores que reportó algún tipo de falla en su batería en el 2017 en comparación al 2016. De hecho, según la compañía mencionada, “problemas con la batería” entró en el “top 10” de inconvenientes reportados en el 2017.

De los componentes del vehículo que no son sometidos al uso y desgaste diario (como las llantas, por ejemplo,) la batería es el que se reemplaza con más frecuencia, con 6.1%, lo que representa un incremento de 1.3% con respecto al 2016.

Como resultado de esas cifras, la industria de baterías para carros se encuentra en constante crecimiento. De acuerdo al portal Market Watch, habrá un período de alza para este sector entre 2019 y 2023 puesto que los fabricantes están invirtiendo recursos cuantiosos en el desarrollo de componentes automotrices que optimicen el consumo de electricidad dentro del vehículo.

No obstante, lo más probable es que no quieras esperar al 2023 para saber cómo elegir la mejor batería para tu carro, ¿verdad? Pero no te preocupes, estamos aquí para ayudarte ahora mismo.

La batería es, quizá, la pieza más primordial debajo del capó de tu carro, junto con el motor. Es por eso que debes chequear su carga y su estado constantemente. Si hay alguna falla o si está descargada, ¡simplemente no podrás rodar!

¿Qué Debes Hacer Primero?

Lo primero que debes hacer es ver el estado de tu batería. Afortunadamente, muchas de ellas tienen lo que Homecenter llama un “ojo mágico” o visor en su parte superior, que ofrece información valiosa sobre el estado de la carga. Algunas veces es llamado “testigo de carga.”

En este visor se pueden apreciar varios colores. Cuando está en:

Verde: significa que la carga de tu batería está completa.

Blanco o transparente: significa que necesita carga.

Negro: significa que debes reemplazarla.

¿Cómo Saber Qué Batería Lleva Mi Vehículo?

Para saber cómo elegir la mejor batería para tu carro, necesitas fijarte en estos tres indicadores.

1. Voltaje: se refiere al voltaje de tu acumulador. En camiones, usualmente son de 24V, pero en la mayoría de los vehículos es de 12V.

2. Capacidad nominal: se refiere al número de amperios que puede ofrecer durante una hora hasta que se descargue. Este indicador depende del sistema eléctrico de tu carro y sus elementos. Hay, incluso, baterías con una capacidad menor a 60 Ah, y existen las que sobrepasan los 100 Ah.

3. Intensidad de la corriente: este indicador varía según la marca y calidad de la batería, y se refiere a la intensidad de la corriente que es capaz de generar en un momento y temperatura específicos sin dejar que el voltaje baje de los 12V nominales, lo que sucede normalmente en el arranque. En áreas frías necesitarás una mayor intensidad. Las cifras más usuales son de 660 Ah, 700 Ah, y 800 Ah.

Consejos Para Saber Cómo Elegir La Mejor Batería Para Tu Carro

Sé Proactivo

No dejes que tu vehículo te deje varado en la calle gracias a un desperfecto de batería, o a que ésta se descargó. Mantente siempre atento a la hora de proveer mantenimiento a tu acumulador para que puedas reemplazarla con tiempo y oportunidad de planificarte, y no cuando tengas que hacerlo por extrema necesidad.

Chequea Periódicamente La Carga De Tu Batería

De acuerdo a la web Consumer Reports, no importa que hoy en día no haya que hacerle mantenimiento a tu batería (como algunas lo requerían en el pasado): debes chequear y probar su carga con la ayuda de un mecánico especializado al menos una vez al año.

Escoge Una Que Funcione En Tus Condiciones Climáticas

Esto es crucial si vives en un clima muy cálido. Las altas temperaturas castigan a tu batería, aumentando los niveles de corrosión de los materiales y vaporizando el electrolito necesario para la corriente. Los tests de carga pueden darte más información sobre qué baterías pueden ofrecerte un mejor desempeño cuando el sol y el calor arrecian.

Asegúrate De Que Sea Una Batería Nueva

Debes saber que las baterías pierden fuerza con el tiempo, incluso en almacenamiento. Para un desempeño óptimo, compra una que se haya fabricado en los más recientes seis meses (puedes observar la fecha en la parte exterior de la batería, en el código de envío, aunque la presentación de esta información varía.)

Compara Las Garantías

Es vital que escojas una batería que tenga el período más largo posible para reemplazo sin costo. La garantía de un acumulador, según Consumer Reports, se mide en dos números: el período de reemplazo gratis y el período “prorrateado,” que solo permite un reembolso parcial. El código 24/84, por ejemplo, indica que el primer período es de 24 meses y el segundo, de 84 meses. En nuestro país, lo más común es que la garantía sea de 15 meses. También recuerda que la negligencia de tu parte, como por ejemplo instalarla mal, pueden anular la garantía.

Revisa La Ficha Técnica De Tu Vehículo Con Cuidado

Para asegurarte que tu batería sea nueva y apropiada para tu vehículo, debes chequear la ficha técnica o manual de tu carro y ver las especificaciones de la batería, como el consumo, voltaje, reserva y capacidad de carga, y amperaje (lo que te explicamos anteriormente.)

¡Ojo Con El Amperaje!

El amperaje se refiere a la cantidad de corriente que puede suministrar tu acumulador a través de los sistemas eléctricos de tu vehículo. Si usas una batería con un amperaje más bajo al que tu carro especifica, puedes dañarla o causar problemas en la partida del motor.

Chequea La Disposición De Los Bornes

No subestimes la disposición de los bornes, o lo que se conoce como polaridad. Asegúrate que sea la misma de la batería original de tu vehículo (con el positivo del lado correcto), porque de no ser así, puede que alguno de los cables de conexión no sea lo suficientemente largo para llegar al borne.

No Olvides El Arranque

Si la batería que tienes en mente tiene una reserva de arranque menor a 300A, no la compres, especialmente si vives en zonas frías. Ese número se refiere al máximo disponible a la hora de arrancar, y va de 300 a 540A generalmente, de acuerdo a la calidad del acumulador.

Mira Siempre El Testigo De Carga

Algunas marcas (como Bosch y Varta) cuentan con un visor o testigo de carga, tal cual explicamos anteriormente. Si la tuya lo tiene, no te olvides de mirarlo constantemente y chequear los colores para saber si la carga de tu acumulador se mantiene.

Lo Barato Sale Caro

Por querer ahorrarte algunos pesos o dólares, puedes terminar gastando mucho más. Si puedes, compra la batería original porque ya sabemos que funciona sin problemas, y evita adquirir acumuladores que sean más de 20% más económicos que las marcas más conocidas. Tampoco compres baterías con menos de 15 meses de garantía.

¡El Tamaño Importa!

A la hora de elegir una batería para reemplazar la original, asegúrate de que sea del tamaño adecuado y de que la posición de los bornes sea la apropiada para tu vehículo. Chequea el manual o alguna guía en la tienda o en Internet antes de comprar tu nuevo acumulador.

Hablando del tamaño, acá están los más comunes y los vehículos a los que comúnmente son asociados, según Consumer Reports:

Tamaño 24/24F: Es el tamaño usual para marcas y modelos como Acura, Honda, Infiniti, Lexus, Nissan, y Toyota.

Tamaño 34/78: Es el tamaño usual para marcas y modelos como Chrysler (modelos grandes) y camionetas GM fabricadas entre 1996 y 2000 GM.

Tamaño 35: Se asocia a la mayoría de las marcas japoneses, incluyendo vehículos Honda de reciente fabricación, Nissan, Subaru y Toyota.

Tamaño 47 (H5): Es el tamaño usual para marcas y modelos como Buick, Chevrolet, Fiat, y Volkswagen.

Tamaño 48 (H6): Es el tamaño usual para marcas y modelos como Audi, BMW, Buick, Cadillac, Chevrolet, GMC, Jeep, Mercedes-Benz, Mini, Volkswagen, y Volvo.

Tamaño 49 (H8): Se ve mucho en carros europeos y asiáticos, como Audi, BMW, Hyundai, y Mercedes-Benz.

Tamaño 51R: Se ve en algunos modelos japoneses, como Honda, Nissan y Mazda.

Tamaño 65: Para carros grandes y camionetas. Se ve en marcas como Ford y Mercury.

Tamaño 75: Le entra a algunos modelos General Motors de tamaño mediano, así como también a algunos Chrysler.

¿Cómo Cargar Tu Batería?

Antes de invertir en un nuevo acumulador, chequea la carga del que usas actualmente. Puede que no esté averiado, sino descargado. De acuerdo a la página web Homecenter, si usas un cargador de batería el proceso será lento (unas cinco horas,) pero mucho más efectivo, con una carga pareja.

Para cargar tu batería, conecta los terminales del dispositivo a los bornes de tu acumulador y luego haz uso de la red eléctrica. Para chequear el progreso, mira el indicador.

En caso de emergencia, debes conseguir la manera de resolver a la brevedad posible. Lo más probable es que te toque utilizar cables de batería para transferir corriente de un vehículo a otro.

Para hacerlo, apaga ambos motores y conecta los cables así: la pinza del cable rojo irá al terminal positivo de la batería sin carga, con el otro extremo conectado al positivo de la batería proveedora de carga.

La pinza del cable negro, a su vez, irá al terminal negativo de la batería sin carga, mientras que el otro extremo irá en el negativo del acumulador del vehículo que proveerá la carga. Evita que haya contacto entre las pinzas rojas con las negras durante el proceso.

Una vez conectados los cables en sus respectivos sitios, enciende el motor del carro cuya batería proveerá corriente a la descargada. Con la palanca de velocidades en neutro, acelera. Es recomendable dejar el vehículo en unas 2.000 rpm (revoluciones por minuto.)

Luego, debes encender el carro con el acumulador descargado luego de que hayan transcurrido unos cinco minutos. Si arranca inmediatamente, déjalo encendido un rato (aproximadamente 20 minutos) y retira las pinzas en el orden inverso, lo que quiere decir que removerás primero los cables negros conectados a los terminales negativos, empezando por la batería descargada.

En el caso de que no encienda en cinco o seis intentos, ¡probablemente debas ir pensando en una grúa para trasladar tu vehículo!

En Resumen…

En conclusión, nunca debes subestimar la importancia de la batería como dispositivo proveedor de energía para tu vehículo. Chequearla constantemente te ayudará a identificar posibles problemas o fallas en cuanto a carga en un momento oportuno, y no en algún sector peligroso de tu ciudad a las 11 de la noche, ¡sin nadie a quien llamar para que te auxilie!

Si quieres saber cómo elegir la mejor batería para tu carro, y así evitar inconvenientes, debes saber cada detalle. Chequea que el voltaje, la capacidad nominal y la intensidad de la corriente del acumulador que busques sean compatibles con lo que requiere tu vehículo.

No siempre que tu motor no encienda por falta de corriente quiere decir que debes reemplazar tu batería: pudiera estar descargada, en cuyo caso puedes cargarla usando la red eléctrica o con otro vehículo a través de cables.

Ahora bien; si tienes que ir al mercado a buscar una batería nueva, elige una que sea adecuada para el clima en que vives, compara garantías, escoge una que sea nueva, y no te olvides de chequear pequeños (pero importantes) detalles como la posición de los bornes, el amperaje, el arranque y, sobre todo, el tamaño.

¿Qué otro aspecto tienes en cuenta a la hora de elegir una batería nueva?

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter